Berro

El Berro

Berro
Berro

Una planta acuática encontrada cerca de manantiales y arroyos con poca corriente, el berro, es una planta de hoja verde que a menudo pasa desapercibida, es un primo cercano a la hojas de mostaza, kale y rúcula. Una atractiva planta suculenta; el berro tiene pequeñas hojas redondas festoneadas, que, en verano, producen pequeñas flores blancas que se convierten en pequeñas vainas con dos filas de semillas comestibles. El berro ha sido cultivada en Europa, Asia Central y América durante miles de años como alimento y medicina.

Uno de los mejores aspectos culinarios del berro es su versatilidad. Se puede usar para la ensalada (una muy nutritiva) con lechuga romana o espinaca fresca, al vapor comido como verdura, y en sopas para darle un sutil sabor a pimienta.

El berro debe ser bien lavado ya que crece en agua, y luego remojado en agua fría durante una media hora añadiendo peróxido de hidrógeno (como una cucharada por cuarto de litro de agua) para quitar cualquier contaminante, parásito u otras impurezas. Para su frescura óptima, el berro se puede sumergir en agua y guardarse en el refrigerador durante dos o tres días. Antes de comerlo, vuelva a limpiarlo y separe las hojas de las fibras y las raíces.

Beneficios para la Salud

El berro ganó su reputación como hierba medicinal hace mucho tiempo. Alrededor del año 400 DC, Hipócrates instaló el primer hospital en la isla de Kos cerca de un riachuelo para asegurarse de que tuvieran berro fresco al alcance para los pacientes. En 1700, Nicholas Culpeper (autor de El herbolario de Culpeper) creía que el berro podía limpiar la sangre. La ciencia moderna ha identificado más de 15 vitaminas esenciales y minerales que contiene esta hierba; más hierro que la espinaca, más calcio que la leche de vaca, y más vitamina C que las naranjas.

El berro es muy bajo en calorías, pero contiene fito nutrientes como isotiocianatos y antioxidantes con una variedad de propiedades que previenen enfermedades.
Gluconasturtiin, un componente glucosinolato que le da el sabor pimentoso, es uno de ellos, existente en las hojas y los troncos y que proveen isotiocianato del Phenethyl, que se ha probado que inhibe carcinógenos.

La vitamina K es por mucho el nutriente más prominente del berro, con 312% del valor diario recomendado. Forma y fortalece a los huesos y limita el daño neuronal en el cerebro, por lo que ayuda en el tratamiento de Alzheimer.

También contiene vitamina C, con 72% del valor diario, seguido por la vitamina A con 64%. La vitamina C tiene un potente poder para combatir infecciones, repeler catarros y la gripe, ayuda a mantener el tejido conectivo saludable y previene la deficiencia de hierro. La vitamina A, también conocida como retinol, es esencial para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y produce pigmentos en la retina del ojo, que estando ausente puede causar ceguera nocturna. El manganeso es un cofactor para el enzima antioxidante superóxido dismutase, y el calcio para la fortaleza de los huesos y dientes viene en altas dosis cuando come berros.

Flavonoides antioxidantes como ß caroteno, zeaxantina y luteína protegen del cáncer de la boca y de los pulmones. Las vitaminas de complejo B incluyen riboflavina, niacina, vitamina B6 (pirodixina), tiamina y ácido pantoténico, todos importantes para mantener el funcionamiento metabólico celular a su máximo.

Información Nutricional del Berro

Tamaño de la porción: 100 gramos, crudo

 

Cantidad Por
Porción

% Valor
Diario*

Calorías

11

Calorías de grasa

1

Grasa Total

0 g

0%

Grasa Saturada

0 g

0%

Grasa Trans

Colesterol

0 mg

0%

Sodio

4 mg

2%

Carbohidrato Total

1 g

0%

Fibra Dietética

0g

2%

Azúcar

0 g

Proteína

2 g

Vitamina A64%

Vitamina C

72%

Calcio12%

Hierro

1%

*Los Porcentajes de los Valores Diarios están basados en un a dieta de 2 000 calorías. Sus valores pueden ser mayores o menores según sus necesidades calóricas.

Berro
Berro

Estudios Sobre el Berro

Comer berros a diario puede reducir significantemente el daño al ADN de las células en la sangre y a resistir daño al ADN causado por radicales libres, de acuerdo a un proyecto de investigación de dos años realizado por la Universidad de Ulster. Científicos examinaron un componente derivado del berro llamado feniletil isotiocianato (PEITC) y encontraron propiedades anti cancerígenas significantes.

Se hicieron ensayos aleatorios con ciegos que involucraron a 60 hombres y mujeres saludables comiendo como 1 1/2 tazas de berros frescos diario durante ocho semanas. Resultados positivos incluyeron una reducción en los niveles de triglicéridos en la sangre en un promedio de 10%, y un significante (33% – 100% ) aumento en contenido de luteína y beta caroteno, relacionado, con mayor nivel de consume, en una incidencia reducida en enfermedades de los ojos como las cataratas y degeneración macular.1

Investigaciones científicas encontraron que el PEITC en el berro puede suprimir el desarrollo de células de cáncer de mama. Estudios en la Universidad de Southamton encontraron que el PEITC puede detener el crecimiento de tumores de sangre y oxígeno al “apagar” una señal en el cuerpo. Investigadores explicaron que “al desarrollarse los tumores, rápidamente sobrepasan su fuente de sangre existente por lo que envían señales que hacen que los tejidos normales que lo rodean desarrollen nuevas venas hacia el tumor, que los alimenta con sangre y nutrientes.2

Datos Curiosos Sobre el Berro

Podríamos llamar al berro la primera comida rápida. Era una comida al alcance de todos y por lo tanto una importante fuente de sustento en Europa y U.S.A durante el siglo XIX. Se le dio el apodo de “El pan de los pobres”, se juntaba en manojos y se comía directamente como un sándwich para llevar.

Berro
Berro

Resumen

Una planta perene rica en nutrientes que crece de forma natural alrededor de agua con poco movimiento, el berro ha sido conocido desde hace cientos de años como una hierba excepcionalmente nutritiva para comer y para uso medicinal. Se usa en sándwiches, ensaladas, al vapor, como guarnición, añadiendo un sabor ligeramente pimentoso con una variedad de minerales y vitaminas.

Vitaminas A,C y K, y fitonutrientes como isotiocianato y gluconastutiin en los berros fortalecen los huesos, limitan los daños neuronales, combaten infecciones, ayudan a mantener tejidos conectivos saludables y previenen la deficiencia de hierro. Estudios han encontrado que el PEITC en los berros puede suprimir el desarrollo de células de cáncer de mama y prevenir daños al ADN en las células.

Recuerde, el berro de aguas estancadas puede almacenar parásitos o patógenos dañinos, así que lávelo bien y desinfecte antes de comerlo. La opción más saludable sería cosecharlo directamente de una huerta orgánica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s