Entender-la-disonancia-cognitiva-en-las-personas-que-comen-carne

Entender la disonancia cognitiva en las personas que comen carne

Alguna vez se ha preguntado cómo es que la gente puede afirmar que está en contra de la crueldad animal, y luego comer carne?

Si usted le preguntara a 10 personas al azar si están en contra de la crueldad animal, hay una buena probabilidad de que cada uno de ellos dirán que lo están. Algunos pueden ser muy apasionados en sus sentimientos en contra de la crueldad animal. Sin embargo, las posibilidades son de que casi todas esas 10 personas también sean comedores de carne. Tal vez entre alguno de esos 10 tenga suerte de conseguir vegano. Todos hemos visto situaciones similares on line, especialmente en Facebook, donde la gente publica una foto que dice algo como “Esta persona está en contra de la crueldad animal”.

Un término para familiarizarse, para que tenga algún tipo de comprensión acerca de cómo puede ser que la gente afirme estar en contra de la crueldad animal, y luego desayune, almuerze y cene animales es “disonancia cognitiva”. Este es el término para lo que sucede cuando alguien que está contra la crueldad animal come carne o productos animales. Aquí está la definición del diccionario de disonancia cognitiva:

“el estado de tener pensamientos, creencias o actitudes inconsistentes, especialmente en lo que se refiere a decisiones conductuales y cambio de actitud”.

En pocas palabras, la disonancia cognitiva es cuando nuestro comportamiento no coincide con nuestras creencias.

Entender-la-disonancia-cognitiva-en-las-personas-que-comen-carne
Entender-la-disonancia-cognitiva-en-las-personas-que-comen-carne

El comer carne implica la disonancia cognitiva, porque la mayoría de la gente está contra la crueldad animal. A lo largo de los años, ha habido investigaciones en curso sobre por qué esto sucede con los consumidores de carne. Ha habido algunos estudios de investigación científica publicados en revistas que han profundizado en esta pregunta también. Aquí hay una pequeña muestra de algunos de ellos:

•”Disociar la carne de sus orígenes animales puede ser una poderosa manera de evitar la disonancia cognitiva resultante de esta ‘paradoja de la carne’. En su estudio, incluso encontraron que la gente tenía menos empatía si la carne fue procesada, en comparación con la carne no procesada. También encontraron que al asar un cerdo, la gente tenía más empatía si la cabeza todavía estaba unida, que si hubiera sido decapitada. También encontraron que hay palabras que pueden usarse para disminuir la empatía que uno tiene hacia los animales. La sustitución de “carne de vaca / cerdo” por “vaca / cerdo” en un menú de restaurante aumentó la empatía y el disgusto , lo que redujo igualmente la voluntad de comer carne y una mayor disposición a elegir un plato vegetariano alternativo”.

“hay una serie de estrategias que los omnívoros adoptan para reducir esta disonancia, incluyendo la disociación, el cambio de comportamiento percibido, la negación del dolor animal, la negación de la mente animal, reduciendo la elección percibida y el cambio real de comportamiento “.

• “En su mayoría, la gente ama a los animales, pero también les encanta comerlos. Los animales que eran etiquetados como “alimento” fueron dados en menor consideración moral por la gente. Los investigadores llegaron a la conclusión de que “la gente puede ser capaz de amar a los animales y amar comer carne porque los animales clasificados como alimento son vistos como insensibles al dolor e indignos de consideración moral”.

Entonces, si se utilizan términos como “carne de cerdo” y “carne de vaca”, en vez de cerdos y vacas, ayuda a las personas a reducir la disonancia. Lo mismo ocurre con no ver imágenes de una vaca en un menú (o fuera de la ventana) cuando están a punto de pedir bife. Cuando lo llamamos “faena” del animal, en lugar de matarlo, eso también ayuda a los consumidores de carne a reducir la disonancia, así como cuando los animales son categorizados como “alimento”, de modo que son considerados indignos de consideración moral.

No hay duda de que el restaurante y la industria de la carne utiliza esta información de investigación a su ventaja, con el fin de conseguir que la gente coma más carne. Pero también es información útil para nosotros los veganos, porque podemos usar esto para tratar de aumentar la empatía y la compasión por los animales. ¿Cómo? No utilice los términos y trucos de la industria de la carne para que la gente se sienta más cómoda al comer carne. Llámelo como es (por ejemplo, vacas, cerdos, pollos, matanza, sacrificio, violación, etc.) y muéstreles que esos animales son más que dignos de ser etiquetados como “alimento”. Tomarse fotos con una vaca o un cerdo, hablar de su personalidad y su nombre, que la gente vea que tienen sentimientos.

Cuando usted dice que no come “pollo”, la gente imagina un trozo de carne. Pero cuando dice que no come “pollos”, ellos representan pájaros. Eso cambia la imagen en su cabeza y les hace pensar en el animal. Igual va para el resto de los animales.

La disonancia cognitiva es cómo las personas, son capaces de “amar a los animales” y estar en contra de la crueldad animal, y aún así comérselos un par de veces al día, contribuyendo así a la masiva crueldad animal. Lo que los veganos podemos hacer es no usar los términos de la industria y las herramientas que se han promovido para facilitarles el hecho de comer más y más carne.

CeluVegan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s